12 de septiembre de 2016

EN LA CABAÑA Y LA VUELTA AL COLE

Buenas noches!! Ya es septiembre!! 


Todo está pasando tan rápido y con tanto calorcito que septiembre se está convirtiendo en un agosto largo...#yquedure

Hoy mis peques han empezado al cole. Ella más animada...él menos.

Hoy un año nuevo lleno de ilusiones, objetivos y pruebas a superar...o simplemente un año lleno de cosas por aprender.


Hoy empieza un nuevo año escolar, y seguro, que no sólo ellos aprenderán un montón de cosas.

A veces leo en el facebook como muchas mamis lo pasan fatal cuando sus peques se quedan en el cole llorando...o ellas son las que lloran cuando los dejan. Yo no soy de esas. Quizá lo haya heredado de mi madre...nunca he sufrido al dejar a mis hijos en el cole.  Seguro que  lo hubiese pasado mal si con 4 meses los tengo que dejar en una guarde (  tiene que ser  muyyyy duro) pero mis peques ya empezaron con 2 añitos con maestras conocidas y, por suerte, grandes profesionales. 

Ni de aquella cuando tenía 2 años...lo pasé mal. Me daba como "cosilla" dejar a Pelayo porque lloraba como una magdalena...las primeras semanas fueron duras...pero yo siempre supe que esto formaba parte del juego y que, precisamente, esta prueba no era del todo difícil.

Nunca le dí importancia a esos lloros y con las semanas se fueron reduciendo. Hoy ya ni se acuerda.

Creo que es muy bueno que nuestros hijos sean autónomos, se vayan soltando y vean desde pequeños que las cosas naturales sólo son eso : Cosas naturales.

A veces las madres nos convertimos en seres pesados y repetitivos...y creo que eso no es bueno.

Este año me he propuesto ir dejándolos cada vez más...que poco a poco sean más autónomos ...a veces cuesta ...pero este año yo pienso estar pendiente lo justo de ciertas cosas y que sean ellos los que empiecen a organizarse. Esperemos sea capaz de hacerlo porque seguro será BUENO PARA ELLOS. No seré yo de esas madres que guasapean a las demás para saber que deberes tienen o no que hacer. #esteañolointentare


Este fin de semana nos hemos ido a una Cabaña...una Cabaña en La Sierra del Cuera...una cabaña donde sólo faltaba el pan blanco y el abuelo cortando leña...una cabaña donde nos reímos...comimos...bebimos............ PERO sobre todo .....vimos las estrellas.


Gracias a DEVATUR EL CANTU (Aquí) dueños de la misma pasamos un fin de semana maravilloso que sin duda repetiremos.

Sí hay algo que he aprendido estos años es que disfrutar de este tipo de actividades con nuestros hijos es algo irrepetible y necesario. A veces cosas tan sencillas como caminar y dormir en una cabaña sin camas, luz ni agua se convierte en algo de lo más ESPECIAL
















 Hasta mañana corazones!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario